LOS RECUERDOS son pistas, el resto es una ficción

ROBERTO WONG